Antonia Ceada Acevedo

acero

Prendidas  las caricias en miel de hambre,

Por este ser .grabé la voz del vendaval

Con tanta ira...

-¿acero?

-si.

De acero la amargura que protege mi alma.

-¿cuántos te quieros en sabanas de soledad?-

-¿cuántas noches penando

desde el silencio ,

y derruidos los sueños al alba?-

 

resquebrajado mi corazon por tanto dolor...

que hoy son huellas negras

ganadas a base de humildad.

Hoy ,quiero  estar libre de heridas.

Apostare por reconstruir el alma

Que quedo entre la inferioridad

Y el miedo...

 

Antonia ceada acevedo

Comentarios2

  • solobrother

    Imposible, por más corazas que construyamos alrededor, la flecha del amor siempre nos llega, y a veces viene ungida con un poco de veneno, un veneno dulce que nos mata de a poquito.

  • luz

    Hoy ,quiero estar libre de heridas.

    Apostare por reconstruir el alma

    Muy buena señal de liberación....suerte y apuesto por tí. Con amor. Luz



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.