Jef

Medusa

Volverán
los brillantes ojos de la soledad
a devorar la carne, y embriagar de frío.
Digo que volverán porque emprendieron
el mismo viaje que realizan las mariposas
antes de ser ellas mismas.
-¿Metamorfosis?.
-Eso.
Volverán con su mirada de hierro,
con su punzante cobardía que envenena
el vino y el alimento de la mente.
-Exageras.
-No, no hay más exhuberancia en mis palabras
que en sus devastadores efectos,
volverán -eso lo aseguro-,
y la noche no tendrá más negro.
Ni nubes el cielo, ni nada.
-¿Romanticismo a estas alturas?
-A la mierda Bécquer y sus golondrinas.
Ya vendrán esos ojos, ya vendrá la piedra
a apoderarse de las aves, los corazones y cupidos.
Y entonces quedará sólo la estatua
de lo que solía ser un alma.

Comentarios2

  • clonariel

    me gustó mucho la confección del poema, original y desolador. de un personaje mitológico se crea una sentimiento humano... tan común en estos días

    • Jef

      Me alegro que te gustara.
      Si, quise hacer incorporar el caracter mitológico a un sentimiento, o bueno a la falta de,que al final sigue siendo lo mismo.
      Gracias por leer y por el favorito
      Saludos

    • la chevere

      -No, no hay más exhuberancia en mis palabras
      que en sus devastadores efectos,
      bella muy bella,
      te felicito, un besito para ti.

      • Jef

        Gracias, me alegro que te gustara
        Uno para ti también mi amiga.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.