carminha nieves

SIN PENSAR

 

SIN PENSAR

En  el ascensor, con vista panorámica, al fin de una tarde, sin querer, me mire al espejo de su pared, me sentí vieja, sola, extraña, mí aire cansado, mis ojos sin vida, el sol me lo ha mostrado todo, en aquel momento, quise huir, desaparecer, volcarme en  aire, marchar para muí lejos, iba a tomar un helado en el último piso, ya no quería, solo desaparecer, me dio una tristeza tremenda, tuve la certidumbre, que tu no me puedes amar, es imposible,  solo un milagro  te haría, verme  bien.

En un año, he cambiado mucho, me quitaran mí alma, a pedazos, un poco cada día,  aquí estoy sin saber lo que hacer, si creer en ti o  desaparecer, si lo hago ya nada  hago aquí.

Como inocente volví a mirarme.  Allí estaba una mujer derrotada, la piel sin brillo, las arrugas fuertes, ni el pelo era bonito,  sentí lastima de mi, de aquella que el año pasado, dejaba el sol acariciar mí piel, mientras de manos dadas, paseábamos llenos de ilusión, de que todo saldría bien.

Por falta de coraje, para no castigar a quien vive en mí casa, me deje envolver por la tela inmensa de celos, de desconfianza, tentando que aceptaran mí derecho a vivir y a tenerte.

Como fui estúpida! Como he pensado que todos son como yo, sin  lama en el corazon, sin juicios,  pre concebidos, sin rancor, con capacidad de aceptar la independencia de los demás?

Hoy es otro día,  aun estoy en el espejo del ascensor, presa aquella imagen, apagada, triste en que me he  transformado.

Que arrepentida estoy de intentar ahorrar, dinero, disgustos y discusiones!

Me quitaran, una gran parte de mí alegría y de mí ilusión, lo van a pagar muy caro,  tengo que elegir entre ti y ellos, así lo haré, así será, sin culpa sin remordimientos,   los dejaré sin pena.

Fui muy mal tratada, sin respecto,  no perdono, tanto es ladrón lo que roba, como lo que queda en la puerta a guardar todos tienen un poco de responsabilidad.

Así, voy a intentar dar la vuelta por encima, mí boca no hablará con nadie de esta casa, los voy a ignorar, para siempre, nada espero de ellos.

Tengo que convencerme, que me quieres como lo estaba, hace un año, tengo que mirar tus ojos y ver amor, tengo que abrir mis brazos y recogerte, para siempre, o mientras me quieras.

Tuya seré, sin fronteras, sin miedos, solo tuya con todo mi amor.

Así  me obligaran, así me empujaran, así  me han dado fuerza, para seguir adelante con mí sueño.

Si no te aceptan,  si tienen celos morbosos, si son  prepotentes, sin tener bases para todo esto, que queden con su maldad.

Contigo me iré hasta el fin del mundo, donde, donde existe cariño, comprensión y certidumbre que siempre me ampararas, con respecto y que puedo contar contigo, sin que exijas nada en cambio.

Que me vuelva a mirar al espejo del ascensor, con el sol a inundar mí cara y que vea la mujer, feliz de hace un año, llena de esperanza, felicidad y confianza.

En un año, he cambiado mucho, me quitaran mí alma, a pedazos, un poco cada día,  aquí estoy sin saber lo que hacer, si creer en ti o  desaparecer, si lo hago ya nada  hago aquí.

Como inocente volví a mirarme.  Allí estaba una mujer derrotada, la piel sin brillo, las arrugas fuertes, ni el pelo era bonito,  sentí lastima de mi, de aquella que el año pasado, dejaba el sol acariciar mí piel, mientras de manos dadas, paseábamos llenos de ilusión, de que todo saldría bien.

Por falta de coraje, para no castigar a quien vive en mí casa, me deje envolver por la tela inmensa de celos, de desconfianza, tentando que aceptaran mí derecho a vivir y a tenerte.

Como fui estúpida! Como he pensado que todos son como yo, sin  lama en el corazon, sin juicios,  pre concebidos, sin rancor, con capacidad de aceptar la independencia de los demás?

Hoy es otro día,  aun estoy en el espejo del ascensor, presa aquella imagen, apagada, triste en que me he  transformado.

Que arrepentida estoy de intentar ahorrar, dinero, disgustos y discusiones!

Me quitaran, una gran parte de mí alegría y de mí ilusión, lo van a pagar muy caro,  tengo que elegir entre ti y ellos, así lo haré, así será, sin culpa sin remordimientos,   los dejaré sin pena.

Fui muy mal tratada, sin respecto,  no perdono, tanto es ladrón lo que roba, como lo que queda en la puerta a guardar todos tienen un poco de responsabilidad.

Así, voy a intentar dar la vuelta por encima, mí boca no hablará con nadie de esta casa, los voy a ignorar, para siempre, nada espero de ellos.

Tengo que convencerme, que me quieres como lo estaba, hace un año, tengo que mirar tus ojos y ver amor, tengo que abrir mis brazos y recogerte, para siempre, o mientras me quieras.

Tuya seré, sin fronteras, sin miedos, solo tuya con todo mi amor.

Así  me obligaran, así me empujaran, así  me han dado fuerza, para seguir adelante con mí sueño.

Si no te aceptan,  si tienen celos morbosos, si son  prepotentes, sin tener bases para todo esto, que queden con su maldad.

Contigo me iré hasta el fin del mundo, donde, donde existe cariño, comprensión y certidumbre que siempre me ampararas, con respecto y que puedo contar contigo, sin que exijas nada en cambio.

Que me vuelva a mirar al espejo del ascensor, con el sol a inundar mí cara y que vea la mujer, feliz de hace un año, llena de esperanza, felicidad y confianza.

Carminha Nieves

Comentarios2

  • DAVID FERNANDEZ FIS

    BELLEZA DE ESCRITO,YO DIGO QUE EL AMOR NO TIENE EDAD PORQUE SIEMPRE ESTA CRECIENDO,AY DE AQUELLOS QUE SOLO MIRAN EL EXTERIOR DE UNA PERSONA SIN SABER QUE ESE CUERPO Y ALMA PUEDE AMRA CON MUCHA MAS PASION QUE AQUELLA ESCULTURAL MUJER,QUE AL FINAL SON DE PLASTICOS,SIGUE ADELANTE LINDA Y VIVE SIEMPRE CON INTENSIDAD DE TU CORAZON LA VIDA,NO IMPORTA COMO TE VEAS O TE VEAN,PARA MIRARSE EN TU ESPEJO INTERIOR SE NECESITA TENER UN BUEN CORAZON Y SABER LO QUE ES EL AMOR Y EL AMAR,UN PLACER LEERTE BESITOS CUBANOS DESDE LONDRES ROBERT HERNAN

    • carminha nieves

      Robert, gracias, eres muy amable, sientes y piensas, dos calidades, dificiles de encontrar.
      Abrazo desde Oporto
      carminha

    • STELLA_CRISTINA

      PROFUNDAS Y REFLEXIVAS LETRAS , MUY BIEN PLASMADAS . UN ABRAZO, STELLA



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.