aalvarado

ASALTO LUJURIOSO

Como intruso, cuál ráfaga de viento,  ingreso por tu ventana,

Ansioso de encontrar tus más recónditos rincones,  

Medroso y sediento enfrento  tu esbelto cuello,

muro endeble rechaza mis labios y elude mis ansias,

más es vulnerable a la embestida nocturna.

 

Lucho en silencio…y veo entre finos, lacios y negros cabellos la piel de tus promesas, morena como el día, clara como el fuego, amenazante pero tímida, deseosa pero ecuánime,

cuál río que nace y fluye descendiente, tibio surcando caminos, veredas ocultas…

 Sudorosas gotas anuncian tu rendición y aceleran en tus sienes, confluyen ansiosas en tus labios, tu pecho, abdomen, cautas, pausadas, con ímpetu al fin, marcan el destino…quizás final feliz.

 Candentes y mudas palabras de asfixia…tus labios quebrados contemplan el frío temblar de mi cuerpo sediento, cuál ola humedece y revuelve tu hiel, tu mirar, tu sentir y el susurro que emerge…y lágrimas de amor…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.