epidcdf

Tu

Tu mente te perturba y acobarda, no deja darte un paso, esa eres tu.

Tu eres la que del día a la mañana, cambias todo un rumbo, al que ya lo tenía.

La que puede despertar la sensibilidad del más frío y helado corazón, esa eres tu.

Tu eres la de una frase, suficiente para que te entiendan.

La que se siente culpable del intenso calor de dos cuerpos, esa eres tu.

Tu eres la que se cierra en las creencias y dudas, que buscan respuesta sin encontrarse. Piensas que la obligación y el deber esta por encima de la pasión y el sentir, esa eres tu.

La que crees que tu vida nadie podrá cambiar, no dejas que entre el amor y se convierta en ardor, esa eres tu.

Tu eres fuerte como un roble, muchas lágrimas derramadas que inundan a los que ninguna culpa tienen.

La que castigas los momentos, cuando que menos deberias estar agradecida, esa eres tu.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Sinceros recelos del convivir diario amigo
    Saludos y amistad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.