Pedro Luis Martinez

Triste Pensador.

Cae la noche en la distancia de una montaña,

se vacia el alma de un triste pensador,

se difumina la vida entre sus manos,

cuando menos se lo espera viene el impacto mas certero...

 

Se apaga la luz dentro de el,

se esfuma el sentimiento que alguna vez lo hizo correr,

se derrumba el mundo dentro de el,

solo cenizas quedaron del recuerdo aquel...

 

La noche tal vez se apiade de el,

cambie el frio por un dulce calor,

tienda una cama con estrellas como lo hizo una vez,

tal vez la noche se apiade de el,

y no lo haga recodar el momento aquel...

 

Ella se marcho lento por el pasto,

se esfumo entre su vista, y sus oidos,

se aparto de su alma,

se desprendio de su corazon...

 

Miedos que alguna vez estubieron sepultados,

miedos que hoy dia emanan entre sus dedos,

aquel viejo pensador,  que alguna vez fue feliz,

hoy seca sus lagrimas,

con una tersa hoja de un arbol caido,

recoje sus cosas y emprende el recorrido,

de una vida solitaria, vacia y triste,

a la distancia de su amada,

a la distancia de su amor,

eterno que alguna vez sintio,

hoy se esfumó,

hoy se quemo entre los recuerdos del aller,

hoy murió el amor....

 

Hoy me muero yo,

triste pensador que alguna vez sintió,

hoy camino a no se donde,

hoy espero nunca detener,

mi caminar lento y caido,

pesado y aturdido,

hoy me voy de aqui,

no se a donde,

pero no estare lejos,

hoy se murio el amor,

hoy me muero yo...

 

 

 

 

Comentarios1

  • isabel.

    cuando el amor ..deja
    de ser tal cual..
    no muere solo es una
    llama que se apaga...

    beso grande...isabel.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.