guivel

MANOS

MANOS

 

 

Tan extensa tu piel y accidentada

y dos manos tan solo para ella:

es como para el universo una estrella

o para el insondable mar, una lágrima salada.

 

Que pobre humano  soy, que limitado

que en vez de acariciarte, te atropello

me ciega tu sonrisa blanca, su destello

me cubre el cuerpo tu amor ilimitado.

 

Con sólo dos manos quiero escalar  tus montes

perderme en tus praderas, gozar tus horizontes

saltar alegre entre tus grutas, corriendo tus mesetas.

 

Mis dedos pequeños, inquietos desafían

y si fueran mil tampoco lograrían

recorrer tu piel, con pocas letras.

 

 

Guivel

Comentarios2

  • pisuca

    Bello e intenso ...
    Mis saludos .

  • STELLA_CRISTINA

    MUY BIEN LOGRADO EN TODO SU CONTEXTO. TE ABRAZA, STELLA.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.