jonatan chammella

no mires el defecto, recibe su afecto!

Solitaria va tu vida caminando por tramos desconocidos, después de haberle soltado la mano al amor…

vagando por un laberinto del cual hace años te cuesta salir,

en donde chocas con espejos que te reflejan una dura realidad: te sientes solo,

sin estarlo, pero asi te sientes…

 

Defraudaste a ese ser que te quería, y su corazón  no te dio otra oportunidad…

esa reacción te lleva al desoriente y al mirarte  al espejo lloran por tus ojos  lamentos,

y arrepentimientos que la persona que amas no puede percibir…

 

Hoy logras salir de tus encierros y entiendes el sentido de la vida,

comprendes que el  amor es el motor a  mantener para poder

vivir con la sonrisa dibujada en tu rostro pero, ya es tarde...

Cuando lograste entender ese valor,

el destino puso a otra persona en el camino del ser que amas a flor de piel

y entonces tu mundo vuelve a desmoronarse…

 

 Bajo los escombros y con tus esperanzas de amor abandonadas te encuentras,

ya nada tiene sentido y vagas por el infinito sin saber a donde ir…

 

Pero cuando ya nada te hacia sonreir,

lograste observar un rayo de luz a lo lejos;

la llama de la esperanza que nunca debiste perder,

se encendio nuevamente y un nuevo amor se asoma en las ventanas de tu corazón,

devolviéndote la alegría que un desamor jamás debió quitarte;

levantándote del avismo donde  estabas tirado sin animos…

 

Por eso me atrevo a decir que:

Las personas que tienen la intención  de ser el motivo de tu sonrisa en cada dia,

no suelen aparecer a menudo por tus caminos…

 

entonces aprovecha la oportunidad que te brinda la vida…

 

siempre el mundo tiene algo reservado para ti…

 

si es feo o lindo, gordo o flaco, blanco o negro no debe importarte

si total te brindará lo que tu quieres…

                                                                       felicidad y amor...

 

Para que te sirva de ejemplo te puedo decir que:

No todos vivimos en la casa que soñamos  (o de nuestros sueños), pero en ella somos felices y tenemos un amor excepcional.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.