Leandro Rodríguez Linárez

(Intitulado XLV)

Y cómo no sentirme culpable sí mis ojos ven aún cuando no estás, sí sigo respirando en la insoportable ausencia de tu perfume de jardín aéreo, sí mis manos siguen tocando, estoicas… maderas, hierro, cementos entristecidos. Cómo no sentirme culpable sí sigo vivo, a mitad, como mendigo en medianía desértica, como un sol opaco, pero vivo. Culpable de malgastar mi alma sin el racimo lejano de tu cuerpo, como una noche ensillada y sin memoria, sin su atmósfera titilante, desalentada. Cómo no sentirme culpable sí a amarte he nacido y hoy mi sombra arde reclamándome… reclamándote.
 
LRL
 
21-7-2011

Comentarios2

  • De Marco Liliana

    El amor cuando llega se siente y es inevitable manifestarlo

    Un gran poema, lo felicito

    Un abrazo

    Bendiciones

    Lilian

  • Alma-tuya

    Mejor no sigo leyendote hoy porque seguro me vas hacé llorá... Que lindo poeta, lindo!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.