Jose Luis Santiago

DESESPERACION POR LO DIVINO

Me agobia un solo deseo

que hierve constante y sentido

y con el animo caído

lo anhelo y lo veo

y lo recibo herido

ya que de el soy reo

 

preso en esta ansiedad

atino y desatino

no por debilidad

sino porque a mi vino

con la paz y felicidad

de su amor divino

 

estando yo sometido

a su divina gracia

veo para mi desgracia

que de mi ha huido

y mi vida se desahucia

desvariando poseído

 

es en la fragilidad

del penoso desamparo

que llena de soledad

al que es despreciado

cuando llega la divinidad

del amor concienciado

 

ante la larga tardanza

el alma enamorada

nunca pierde la esperanza

y de si misma olvidada

su fe solo se afianza

en la llegada esperada

 

espera desesperada

y espera con la atención

que la deja desaliñada

y acicalada de convicción

recibe un convulsión

quedando enajenada

 

el animo se obtura

y el espíritu desfallece

y entonces acontece

un no se que por ventura

que llega y no se merece

y que crece estando a oscuras

 

y cercada en su recerca

advierte de repente

que a Dios lo tiene cerca

y ahogada e inerte

llora y se estremece

con creces y fortaleza

 

no por mucho orar

al que llama se le abre

o al que pide se le da

 

es al amar por piedad

y con fe inquebrantable

cuando nos unge la humanidad

 

y aprendiendo a perdonar

sin guardar enemistad

nos llega la paz estable

y la verdadera felicidad

 

que sabiendo o no sabiendo

solo se llega a entender

cuando te estas hundiendo

y empiezas a comprender

que amar a Dios con fe

es vivir y estar muriendo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.