carminha nieves

LA LAGRIMA QUE DIOS HA LLORADO

 

 

                                                             

La sentí, fue por mi culpa, Te sentiste triste, por tanto quejarme de mi vivir.

Ella me mojó el corazon,  me eh dado cuenta, soy ingrata.

He  prometido, a mi misma: No me quejo más.

Escribir, si, pero sin dolor, solo contar con suavidad, quien lo lea hará la interpretación a su manera.

Perdóname,  tengo salud, tengo mi provenir,  momentos inolvidables de amor, manos que me transmiten  calor  de amistad.

Tengo vida en, mis ojos, brillantes inquietos,  fuerza, para luchar, ojos secos, sin lagrimas, buscando y observando todo y  a todos.

Piernas, que no se cansan, huesos  fuertes corazon  sano, cabeza a tope, mente sana, sin olvidos, siempre pensando en cosas nuevas, para hacer, es un baile de vida intenso.

Muy injusta, te prometo, que  no sentiré más tus lágrimas, en mi corazon, quiero solo tu perdón y todo haré para compensarte, de mi ingratitud.

Sabes. El ser humano  no es perfecto, yo soy un defecto lleno de virtudes.

Sé que quedas triste, una vez por otra.  No prometo, no hacerlo más, imposible, hay momentos, en que pensamos, que somos los más desgraciados del mundo y  la revuelta. Nos coge.

Pero, Tú sabes, que soy así. Me conoces nos es por mal, solamente una manera de ser.

Agradezco, todo, lo que me has dado y continuas dando, solo Te pido que no te aburras conmigo y que dejes mi mente, despierta y con todas las capacidades para saber lo que hago y poder ser un ser, entero y útil, para los otros.

Así, mi Dios, andando por este mundo, a tropezones, Te tendré en mi corazon y hablando de Ti y contigo, como ahora, voy, viviendo, entre ilusiones, sueños y  deseando otro día más para vivir.

Amo la  vida, amo  a alguien, amo el dulce despertar  de las madrugadas,  amo la risa de un niño, amo el acostarme en mi cama  confortable y relajar mi cuerpo cansado de tanto andar y trabajar.

Quería ser eterna, quería  no saber el año en que nascí, era mejor, no haría tantas cuentas, del tiempo que he gastado y lo que tendré para gastar.

Cosas, que hacen parte, de todos, pero que muchos ni en ellas piensan.

Así, quiero no sentir más tu lágrima, en mi corazon, quiero Darte los buenos días y buenas noches, con felicidad.

Que Te sienta, siempre junto a mí, con tu amparo y tu protección.

Gracias, por todo que me regalas, todos los días, que  por mi parte, te  agradezco y intento vivir en pleno.

Oporto, 6 de Junio de, 2011

Carminha Nieves

Comentarios2

  • Lord VanVle

    Si, DIOS es grande, eterno y soberano... Muchas veces lo ignoramos, pero su amor siempre esta allí dispuesto para consolarnos y alentarnos en cada mañana... DIOS te bendiga

  • STELLA_CRISTINA

    NOSTALGICAMENTE BELLO Y SENTIDAS TUS LETRAS. TE ABRAZA, STELLA.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.