David Alberto Campos

ATRAPASUEÑO

Amo el color de las campanas

Que evocan lo sensible, sin gastarlo.

Amo la sinuosa pendiente

Que me ofreces

En el trance inmortal de la caricia hecha música...

 

Encontramos

Reencontramos

Y el Arte que sana y que todo lo puede

Nos ofrece la ocasión de saludar la Luna

Y entrar en el mandala...

 

Te amo

Como amo el calor de la palabra

Hecha para bendecir, para unir, para aliviar.


Y encuentro, en el crepúsculo,

Más luz y claridad :

Es la Fe del que ha despertado

A eso que llaman lo Sublime.

 

Campos, DA. Catedral y Aquelarre (2011)

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.