Michi Cervantes

Me duele pensarte durmiendo a solas

 

Me duele pensarte durmiendo a solas

mientras en mi cama

mi propia soledad arropo,

con lo bien que se duerme a tu lado,

con lo bien que me sienta despertar con tu abrazo

nuestras soledades hoy,

no se hacen compañía.

 

Mis sábanas frías me hacen extrañarte,

me obligan a pensarte y desearte y,

en sueños,

ser tuya.

 

Tú, mirando hacia algún otro lado

y yo, ocupada con mi propia vida

es triste que queriéndonos tanto

no logremos empatar nuestro día a día.

Desde niña me gustabas

y hasta el día de hoy, he podido decirlo

hoy, que estando en igualdad de circunstancias

cada uno en libertad

sin compromiso alguno,

siendo adultos.

 

Me duele pensarte durmiendo a solas pues,

así pueda yo entregarte

con mi cuerpo, el alma;

no podemos encontrarnos en tiempo y

compartir nuestras vidas.

 

Me duele tanto pensarte durmiendo a solas

como me duele la soledad

que me abraza

hasta caer dormida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.