acasoescritor

SONETO XXIII

 

Un gran amor: un vicio, una costumbre,

un canto prolongado y armonioso,

una utopía que sin treguas oso

poner en alto para que relumbre.

 

Un gran amor fungiendo como lumbre

en lo ancho de mi mundo tenebroso.

Un gran amor, el que me da reposo

en asediándome la pesadumbre.

 

Un gran amor guiándome. Dichoso

yo que pervivo en la realzada cumbre

de lo concreto y de lo misterioso.

 

Dichoso así también quien se acostumbre

al gran amor con ánimo gustoso

para que aqueste el existir le alumbre.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • De Marco Liliana

    Un soneto que guarda un gran mensaje llegando
    directo al alma del lector, maravilloso sin duda
    y un placer volver a leerle.

    Un abrazo desde mi alma agradecida

    Bendiciones

    Lilian

    • acasoescritor

      Gracias Lilian, es una dicha grande el poder contar con su comentario en mi escrito de hoy, bendiciones abundantes, cuidese mucho y gracias otra vez.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.