juival

LEONA

Camina la leona su camino

oliendo el rastro de su león

Mira sigilosamente  a aquel que vino

rondando su lecho con excitación

 

Ella lucha contra ese instinto

de su naturaleza fiera

pensando en lo mínimo

de aquella especie forastera

 

Pero llega jadeando su león

oliendo a pelaje de hembra

con sus ojos iluminados de calor

riendo torpe como una hiena

 

Frunce el ceño esta leona

y rasguña la tierra con gran celo

reprime su furia peleadora

corriendo tras el león forastero

Comentarios1

  • juival

    Gracias por tus comentarios, para mi son muy importantes. Muchas gracias!
    JU



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.