Pachuco

Mujer omnipresente

Era pequeño y corría
arrastrando ilusiones
con una pita y lo sones
del juguete y su alegría

 

de repente el tropezón
el pequeñito rodando
sus rodillas ya sangrando
y sus gritos de dolor

 

apareces de improviso
con palabras de consuelo
culpando a voces al suelo
por el golpe sin aviso

 

sabes calmar el dolor
te recuerdo como un hada
de tu nombre no se nada
rememoro sólo amor

 

A lo largo de la vida
te asomaste muchas veces
y siempre te desvaneces
cuando mitigas la herida

 

eres casi omnipresente
estás cuando se precisa
aportas tambien la risa
y luego delicuescente

 

he caminado los días
y he sabido recorrer
los caminos que el deber
y el tedio me imponían

 

Y siempre estuviste allí
con mil caras diferentes
con nombres no coincidentes
curando dolencias mil

 

Ahora te vuelvo a encontrar
leyendo poemas varios
consultando diccionarios
para poder opinar

 

Tu nombre ya no interesa
lo importante es la actitud
pues tu siembras gratitud
en cada letra que dejas

 

mañana, hoy y ayer
los hombres te bendecimos
y a admirarte aprendimos
pues tu nombre es mujer

 

Comentarios2

  • nellycastell

    Excelente tu poema querido poeta, galardones para la mujer y su esencia. abrazos amigo.

  • Pachuco

    Gracias por seguirme y leerme. Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.