Job Rodriguez

+ Adiós mi amada

El viento me ha susurrado que el tiempo ha parado en esta fría mañana

Desperté soñando que te habías marchado, una realidad que venía atemorizando mi corazón cada vez que mis ojos se cerraban

Si me dices que ya se termino tu amor

Guardare aquellas caricias que me diste con tanta pasión

Recuerdos congelados en ámbar

Como cicatrices cinceladas en aquella cascada de miel, que alguna vez fue parte de tu piel

 

Recorriendo el camino de tu mirada

Me doy cuenta que esta lastimada

Dudas en tus propias palabras

Sabes que no somos el uno al otro

Esa es la realidad, no hay tras bambalinas en esta oscura canción

Pero en la imperiosa ilusión de este sueño que creamos entre los dos

No encontraras otra persona que haga latir tu corazón como lo hago yo

 

Y con esas ideas claras y en mente

Tu sonrisa se congela en un perfecto retrato pintado del oleo al viento

Tus ojos cerrados para evadir el caer en la oscuridad de la soledad

Y una lagrima indefensa que se logra escapar

Se desliza por tu mejilla al ritmo en el que mi cuerpo tiembla al verte caminar hacia atrás

Levanto la mano para detenerte en tu caminar

Tu mano forma un puño de resignación

Una batalla que en versos silenciados termino

Y el comienzo de un adiós en el reloj se marco…

Comentarios1

  • nellycastell

    Recuerdos congelados en ámbar

    Como cicatrices cinceladas en aquella cascada de miel, que alguna vez fue parte de tu piel

    Wuaoooo trajiste recuerdos gratos a mi mente amigo querido, que calidad en tu decir, un abrazo y lo guardo en mi estuche cerrado con un candado, que pertenece al pasado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.