syglesias

NO me MIRES, ASÍ

NO me MIRES, ASÍ:

 


No me mires así, pensativo, cabizbajo, como perdido en un rincón, llamando ahora tu triste atención, después de algún tiempo, por espacio de olvido de tu mundo, llorando como un niño extraviado buscando amor, acude, si prevalece aun algún sentimiento dentro de tu corazón aunque pueda estar dolido y abriéndome lenta pero segura los brazos, por favor, muéstrame que no formo para siempre ante tus hermosos ojos verdes, parte de ese problema irreconciliable que jamás supe resolver, dándome nuevamente una oportunidad por cabida en tu corazón, apartándome con tus suaves manos esas amargas lágrimas del desamor que puedan haber permanecido en mi rostro, rosando tus rosados labios de aceptación con los míos casi resecos, hidratándolos dulcemente, dejándome ver, una tenue sonrisa de esperanza, para no morir de amor...,

 

No me mires así, permitiéndome agonizar en largo sufrir, por nunca saber nada del silencio, búscame, para no tener más preguntas que respuestas en la mente, temiendo que poco a poco te he perdido, sin saber por un instante que hacer, sumido en la realidad por soledad, para así, continuar riendo, llenando Tú mi vida, al creer que un día volverás, sorprendiéndome, rescatándome del vacío en que me dejaste, caer, trayéndome esa felicidad, con calor que perdí, pero que no sabes, cuanto en verdad anhelo volverla a disfrutar plenamente, sin reglas y condiciones que cumplir, libre, como suave tela del sostén, que delicadamente sostiene, acariciando al rose, la piel en tu bello y deseado pecho, pero desnudo.
---------------------------------------------
Sergio Yglesias García
Caracas, 09/07/2011 04:00 PM.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.