Monica Landini

La plomada de albañil

Sencilla y noble herramienta

De eficacia sin igual.

Es imposible que mienta,

Al trazar la vertical.

 

Todo examen minucioso

del experto constructor

comparado, es infructuoso.

No alcanza su precisión.

 

Brinda juicio inapelable;

Revelando con verdad

Si la obra avanza estable,

O se ha de rectificar.

 

El albañil que es prudente,

En ella se apoyará.

Si juzgare diferente,

Su empresa fracasará.

 

Es la Biblia la plomada.

Palabra que Dios ha dicho;

De exactitud comprobada,

A lo largo de los siglos.

 

Ignorarla es necedad,

Es correr hacia el desastre.

Aplícate a su verdad

Pues ella jamás decae.

Comentarios1

  • vincen

    jajaj nunca imagine un poema a una de mis herramientas de trabajo y que quedara tan hermoso y magnifico final

    me encanto

    • Monica Landini

      Vincen: gracias por tu visita y espero que ambas herramientas (la plomada y la Biblia) sean de enorme bendición en tu vida.
      Tu generosa calificación vaya para su Autor: el Dios Omnipotente.

      Saludos!!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.