xOrionx

A mi putita ajena.



 Porque entre más tóxica sea la droga, mejor...

y si he de escoger entre el sexo, la cocaína y tú...

la que más me mata, y sin dudar que mejor sabor tiene,

es este amor. Destructivo. Agonizante y pervertido.

 

Son estas ganas que me matan de asfixiarte, de ahogarte, quemarte;

son estas ganas que te ganan...

Que te traen siempre a mi lado ¡Y que nos hacen y que desquitan!
De carne placeres, inconmensurables.

 

Es, mi putita, este tierno amor que me hace llamarte mía...

Siendo ajena... Es, está dependencia, tóxica

que me mantiene pegada a mi voz y que te tiende ante mi bao...

 

Y mientras más huimos de nosotros, más es nuestra necesidad de saciarnos...

 Porque NADA libera e nuestros cuerpos ese nivel seductivo de orgasmos.

 

Y que sin duda mi mujer amada, sin duda...

en mi abstinencia te amaré,

y los viejos humos que me envolvían

en deliberantes caricias, son ahora...

Opacos recuerdo de tu belleza.

Pero, amor, te amaré. 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.