Luis F. Barrantes

Pleamar

Pienso en el mar

lleno y tranquilo;

se sosiega mi alma

que pende de un hilo,

regresa a su calma,

y empiezo a soñar.

 

Siento sus olas,

tranquilas y suaves,

que en la playa desierta

vienen a reventar.

 

Veo gaviotas, también otras aves,

que sobre la arena muerta

de las playas solas,

su diario alimento, tienen que atrapar.

 

Las palmeras duermen,

las nubes, perezosas flotan,

por la suave brisa que inicia a soplar.

En lo alto del cielo, el sol luce esbelto,

con su luz calienta, el paisaje en pleamar...

Comentarios1

  • Rostana

    muy lindo Luis!!

    Un abrazo!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.