Agustinfranco

Redondillas para mi nueva vecina

 

 

¿Qué tal las flores vecina;

Acaso no le han gustao?

¿O acaso se ha molestao

por el amor que apadrinan?

 

Quiero advertirle vecina

que las bienolientes rosas

no expresan más otras cosas

que lo que en mi pecho es mina

 

Y pa’ evitar confusiones

Y sin lugar al error,

quede claro que es amor

lo que tengo de intenciones

 

Por eso la bienvenida

que quiero darle en mi pecho

aprovechando del hecho

de tenerla tan cerquita

 

Cada mañana, ¡carajo!

le robaré una sonrisa

aunque la agobie la prisa

pa’  llegar a su trabajo

 

Y estaré bien preparao

con la fuerza de mi casta

pa’ cargarle su canasta

cuando venga del mercao

 

Vecina si alguna tarde 

se le escapa alguna bestia,

pa’ mí no sería molestia

hacer de mi ímpetu alarde

 

Y encerrarle  al animal,

aunque sea la mera fiera

que si usted me lo pidiera

se lo mando pa’l corral

 

O si no es atrevimiento,

Si un día me lo permite,

pasaré por su escondite

pa’ calmarle aburrimiento

 

Leyéndole algunos versos

d’estos que usté me ha inspirao

como todo enamorao

que entrega hasta el universo.

 

Y puede estar bien segura

vecina de mis amores

que cuando le lleguen flores

le hablarán de la dulzura

 

Que usté me ha desatao

adentro del corazón,

la más extraña pasión

que mujer me ha despertao

 

Por eso vecina linda

espero con devoción

llegarle a su corazón

pa' que usté a mi amor se rinda

 

 

 

Comentarios1

  • la negra rodriguez

    Buenisimos y muy seductores versos, vamos a ver si la vecina se deja seducir y te veremos arreƔndole las bestias, jajaja.
    besos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.