ELEPE

A PAPA, EN SUS OCHENTA Y SEIS AÑOS

  

 

  

 

Qué bueno es verte envejecer, Papá

Hoy, como ayer,  enérgico y enhiesto

Con algún que otro achaque, pero más sabio

Con tu prodigiosa  y fiel memoria

Detallista y sin olvidos funestos

 

Qué bueno es verte envejecer, Papá

Cuidando con cariño a Mamá

Solícito y sereno, metódico y activo

Estoico ante sus quejas y  gritos

Con esa paciencia que sólo Dios da

 

Qué alegría es celebrar  la mesa en tu presencia

Cada encuentro familiar en fiesta se convierte

Y eres siempre el centro de la atención grupal

Con tus chanzas y tus risas, y tus cálidos abrazos

El  gozo en nuestras almas a raudales se nos vierte

 

Qué alegría es caminar contigo siempre

En la senda del amor sin condiciones

Que se entrega a la familia y los amigos

Altruista  y desprendido, con delicia compartido

En el gesto y la palabra de profundas convicciones

 

Y dicha  aún más grande es que puedas conservar

Intacta tu dignidad con prestancia y con honor

Y sigas en los valores de los que nunca cediste.

Para nosotros, tus hijos, es un legítimo orgullo

Ser tus prolongaciones; ¡feliz día,  Don Leonor!

 

LUCIANO EVARISTO

 

   

2 de julio de 2.011

 

 

 

Comentarios1

  • Esther Velázquez Tipacamú

    Que bello homenaje a ese ser tan especial, que dicha haberlo tenido de papa, si un dia yo escribo un poema hacia el mio sera uno muy diferente pues no tuve esa dicha de estar con el.

    Bello poema, felicidades.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.