ferchu71

Trina

Trece Mis manos

Subo al atardecer

Un río túrbido

Me hace anochecer

Necesito tus soles

A tiempo con mis brazos

Que ya no saben que comer

Destello moribundo

De a un paso por saber

Rio risas de especias

De sal, de luz, de doquier

El dolor ajeno trina

del agua que has de beber

De la justicia surrealista

De quién no puede correr

Y un día miré el mar…

Y ahora que soy mar me detengo

En un segundo de eternidad

En algún instante me encuentro

En tus ojos de profundidad

Alegaste una montaña

Yo no tenía más para dar

Me disfracé de alma

Para verme caminar

Y me detuve y era mar

Acaricié la arena

De mi reloj fatal

Y ahora, en mi más oscura soledad

Me detengo en algún verso

Y me hago agua en la adversidad

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.