GCR

Tarde de Invierno

La lluvia lava mis heridas,

cura mis dolores,sana mi alma,

acuna mi dolor

de mujer adormecida...

Blanca y pura,

se dibuja tu sonrisa

embriagada de rocío...

Pena y rencor

que se disparan hacia el centro de mi pecho.

Ya no juzgo tu reproche

y lo devuelvo convertido

en cataratas de caricias...

La lluvia lava.

Y yo así sola,como estoy

me detengo en un tiempo

ya sin tiempo.

Me rehago.Me rearmo.

Levanto mis pedazos uno a uno...

Los reúno y al fin,

cuando la lluvia cesa,

me levanto y soy nueva.

Soy de nuevo.

Soy y ya no caigo,fría,vertical.

 

22 de junio,2011



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.