guivel

TRIO

TRIO

 

 

Asciende de tu espalda un tercer brazo

cual serpiente, me encanta y me acaricia

son sus labios, es tu pecho una delicia

calcinado, retozo en doble abrazo.

 

Tus pechos los consumo, los devoro

los suyos me envuelven, me hipnotizan

tus besos dejan rastros de oro

que me envuelven en temblores y me izan.

 

 

Es extraño el sentimiento de este nexo

que me une a mi amada y a la extraña:

a ella por amor, a la otra por sexo

unidos en momento que a nadie engaña.

 

 

Y en el calor desaforado de esta cama

hacen de la caricia transferencia

perplejo por  la sensualidad de cada dama

que compartimos sin interferencia.

 

Hoy somos tres, aunque dos pudieran serlo

que estén activos, sin tabú y participantes

y yo como tercero, detenerme a verlo

como disfrutan del amor mis dos amantes.

 

En esta relación no existe el engaño

no surge el enredo de los celos

estamos los tres, no existe daño

haciendo el amor bajo los velos.

 

 

Guivel



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.