Geovani

Dueles tanto.

 

Dueles tanto, en este corazón herido,

el que te extraña cuando me llegan a la mente tus recuerdos,

los que arrastra hacia mi cama el viento,

ese aire exterior y frío, como la soledad que me dejaste muy dentro.

 

Lastima como agujas finas, frías y tristes,

miro hacia las nubes, al cielo eterno,

el que se llevó tu aroma y me dejó este desierto,

un vacío, un dolor muy hondo y espeso.

 

Quisiera renunciar a todo sólo para estar a tu lado,

como cada tarde acariciando tus cabellos,

como anhelo ese tiempo, sólo ese es mi deseo,

tenerte nuevamente en mi vida, en mis brazos y no sólo en recuerdos.

 

El mundo sin ti es tan pequeño, tan gris, tan enfermo,

todo duele, todo quema la llama incesante de tu ausencia,

así son, sin ti, todos los días de mi vida,

un calvario de humo, de cenizas, de tristeza.

 

Mi amor es tuyo, mi corazón late para ti todavía,

poco a poco está muriendo, sin tu amor, lo congela el invierno,

el mar ya no lanza sus olas como antes, también te extraña,

ya no se cruzan tus ojos negros con los míos ni con la brisa.

 

Se agita por ti el viento vida mía,

pero no estás para abrazarte y mirar tus pupilas,

te has ido, y contigo se fue mi alma siguiendo tu ternura,

tus labios dulces de miel que perdí ese lúgubre día.

 

¡No sabes aún cuánto te amo!

Ya no esta tu voz y, sin embargo,

la escucho como si estuvieras conmigo, a mi lado,

sigo viendo en cada ola triste tus ojos amor mío,

queriendo que vuelvas para estar contigo.

 

He escrito en la arena mi nombre junto al tuyo,

al menos de ese modo siento que podemos estar juntos,

el agua los barre y se los lleva junto con el verano,

desaparecen y se borran como nuestra realidad que ha quedado en blanco.

 

“Tú lo sabes, tanto como yo, cuánto te amo, grito tu nombre al viento en las noches de otoño, no llegan a tus oídos las apaga el invierno, se evaporan junto con el rocío, se las lleva el viento, mi corazón enamorado ya no descansa en tu pecho, me he quedado sin tu calor, sin tus besos, solo, triste, sin tus caricias, sin tus manos, sin tus ojos, sin tu nombre, si ti, que tanto te amo.”

 

Comentarios2

  • PoemasDeLaSu

    Poema, carta de amor desangrado, si no tuviese la oportunidad el corazón, de sentirse herido, no se sabría para que está, es algo así como que "si no existiera el "no", el "si" estaría de más. Valorarás la cicatrización y se abrirá confiada y obstinadamente de nuevo al amor bueno, al que permanece.
    Un abrazote enorme

  • CALÍGULA

    Duele tanto cuando se está vivo, cuando se está deveras amando.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.