Mario Abreu

La tempestad

Veo a lo lejos la inmensa tempestad,
cerca, aproximándose cada vez más
a pesar de mi intempestuosa necedad
de aceptar que pronto ha de llegar.

Me encuentro envuelto en el medio de ella,
soportando sus gélidos y veloces vientos
arrasando cada uno de mis pensamientos,
sin dejarme ver con claridad más allá.

Sobre mi sus estruendosos relámpagos
se ciernen sin piedad cegando la vista,
siento la tempestad, la escucho, la vivo,
pero mi alma no logra saber donde esta.

Maldita tempestad que mi alma abraza
envolviéndome y sin saber si calmará,
aunque lucho sin parar ni retroceder,
me pregunto ¿cuánto durará ?

Comentarios2

  • joaquin Méndez

    BUEN ESCRITO A UN QUE TORMENTOSO POR LA TEMPESTAD.
    TE INVITO A MI RINCON.

  • flor de lis

    Cuando las tempestades envuelven el alma de alguien, hacen que ésta vague perdida sin encontrar su camino, pero se dice que siempre tras la tempestad viene la calma...bello y certero surrealismo...Un saludo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.