Arlequin fantasma

La Caja Musical

Un sonido retorcido, metálico y acústico, como de cuerda de guitarra al romperse. Despierto en la madrugada –a oscuras, en negros y grises; el cuarto muerto- y me doy cuenta de que algo ha estado durmiendo en el otro extremo de la cama. El viento se cuela por la ventana y abraza mis pies descalzos. El frio truena en mi cabeza.


Alguien, con una voz más triste y lenta que la de la lluvia, murmura nocturnos y conjuros de noche. Una armonía moribunda que viene de ahí, del otro lado.


Me escurro lentamente bajo las sabanas, para observar. Y es la lágrima, y es la noche, y es la melodía, ya muda. Y es la cajita musical rota en el suelo de mi cuarto, y la bailarina de cristal, que ahora es polvo de estrella que vuela con el viento y escapa por mi ventana.

 

Comentarios2

  • Criticón

    Ah y yo pensé que se había caído tu compañera?
    Bueno es un cuento...

  • Insomnioptera

    !
    Siempre consigues trasladarme a un escenario como ese (y yo que no he parado de tener sueños raros) Sabes.... se me figura como la escena de una obra de teatro que no se haya estrenado jamás... o más bien, como una obra de teatro de una única escena... o estaría bueno una obra de teatro que tuviera varios actos de escenas como ésta pero sin relación aparente entre ellas, como lo que sucede en los sueños Todas capturarían la atención del espectador.... lo ... harían vacilar de la impresión y no atreverse... ni siquiera a pensar en lo que....lee.... sí, eso, sólo.... dejarse llevar a donde tú quieres llevarlo.... a esa última imagen malancólica (tal vez simbólica) surrealista.... eeeen fin... magnífica..
    : )
    Te saludo como siempre, con el cariño que te tengo. (te cuento, no me siento así como con muchas ganas de entrar al foro, y aunque no dejo de leer a mis amigos y poetas favoritos tampoco me entran ganas de comentar, para mí fue extragrandioso encontrar tu cuento hoy, me dejaste una ... impresión muy dulce, dulce a tu manera por supuesto jaja) Abrazos de reencuentro n_n



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.