acasoescritor

SONETO IV

 

Me paro minucioso a contemplarte

dada insistencia de mi amante pecho

que en admirándote me da el derecho

de hacer pretexto para idolatrarte.

 

 No estuve a punto ni de conquistarte,

ni aún estoy; pero el amor es hecho

para amplïarse cuando el bien estrecho

es cosa muy de la ilusión aparte

 

 y yo soy uno que acostumbro amarte

sin ni la grisma del menor despecho

que me acongoje en lo total o en parte

 

 que me disocie del feliz provecho

 que, cuando acudo a tus pies bajo el arte

de contemplarte, a la sazón cosecho.

 

 

Elmer Cortez

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.