rouz64251

MEMORIA OPACADA

Después de tanto tiempo transcurrido

Entre máscaras y disfraces humanos

Entre múltiples personalidades, se ha ido

El dominio de la mente se ha esfumado

 

Cuando lo falso y lo real se han enlazado

Emociones artificiales vueltas verdaderas

Recuerdo insertado en memoria en blanco

Observando como el contexto se arquea

 

Cuantas expresiones puede tomar el rostro

Sinceridad oculta que transmite mentiras

Pensares que difieren del recitar de los labios

Con cada farsa, la personalidad es descocida

 

Más oscuros que la penumbra van quedando

Aquellos adentros en donde reside el titiritero

Las ventanas desde las que asumía el mando

Ahumadas por las cenizas del aspecto austero

 

Detrás de esa frialdad diluida por la confusión

Nace en aquella penumbra constante zozobra

Lo que antes era refugio ahora es una prisión

Y en el exterior, sin control, el muñeco ronda

 

Titiritero y marioneta separados uno del otro

Sin saberse dueños de sus actos o sus ideas

Buscando respuestas, entrelazando miradas

Sin encontrar nada de cómo realmente eran

 

Rondan un laberinto de apariencias forjadas

Rellenas de moralidad para cada ocasión

Sin poder atravesar las miles de fachadas

Que han recubierto su verdadero corazón

 

Sin lograr recordar sus gustos y desagrados

La ideología, la moral que formó los días;

Debajo de las identidades del enmascarado

Se ha borrado su cara, su nombre, su vida

 

A falta de instrucciones muere el fantoche

Los latidos de su pecho se van deteniendo

Y en esa oscuridad más negra que la noche

Un titiritero sin esencia se va extinguiendo.

 

Andrés Ruiz H.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.