cesar isidoro marmol

espiral


Breve, breve avanza el sigiloso pavor, que por tupidos matorrales se oculta en garra y ojo cazador.
Allá en el circulo plateado se oye un clamor.
¿acaso fue descuido del tigre o vestigios del terror?
las columnas tierra que adornan un natural esplendor callan los mas atroces silencios en los que se fraguan el sueño del cazador.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.