Luna Valo Anabantha

No estoy loco, mucho menos estoy soñando.



Esas niñas de allá

están jugando con veneno

¡quémense los rostros tontas!

eso a veces las reconforta.

 

Risas obscenas de los admiradores

al espectáculo de “las inocentes”

descarriados humanos se alborotan

las plumas de los gallos parecen encendedores.

 

Cantos triviales nos azotan

con palabras callejeras y agresivas

colores neón nos separan del escape

y nos desarman.

 

Besan el juego del sufrimiento

callando los gritos

tan solo un momento.

 

Bolas de fuego volando

botan las ranas cantando

navajas se clavan

y gritan las niñas con dolor.

 

Más dolor en el rostro

de la niña de blanco

No es un sueño

¡no estoy loca!

 

Mucho menos estoy soñando.

 

No sé si es real

No sé qué está pasando

No sé porqué nadie hace nada.

 

 

 

 

Luna AnRo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.