Eliana Villada García

SI ESTUVIESE ENFRENTE DE TI

Un gran misterio

es la teología,

estás en el sagrario,

estás en la sinfonía

pero muy pocos te ven.

Unos necesitan verte,

para saber si existes,

unos te discuten

y otros no creen en ti.

Llegaste e hiciste

grandes maravillas,

en una cruz

grande y fúnebre

tú expiraste,

pero nosotros

aun a la deriva

olvidamos tu vida,

tu sudor

que ya era sangre

y tu temor

que era fortaleza

son la prueba

más real de que existes.

Entonces, ¿por qué

no creen en ti?

¿Para qué buscan

restos de alguien

que vive?

¿para qué cuestionan

la realidad

de la biblia?

¿por qué  tienen que verte

para comprobar

tu infalible existencia?

¿No basta con la alegría?

¿acaso solo sentimos

por nuestra propia voluntad?

si nosotros somos

testigos de cada amanecer,

de cada gota de rocío,

del llanto de una madre,

de lo más perenne

due no existe por si solo,

alguien lo debió de erigir

y aun así, dudamos

que ese alguien es Dios.

Si estuviese enfrente de ti

mí Señor,

en tu hombro sollozaría,

en tus manos me refugiaría,

en tu paraíso viviría,

a tus pies me postraría,

a tu cuerpo me aferraría,

tus palabras creería

y de Tí jamás me alejaría.

Pero no exijo verte,

porque de Tí no dudo,

te amo a través del tiempo

y el tiempo eres tú,

eres tan real

como mi presente,

y mi presente no existiría

si Tú no me hubieses creado.

Bebo tu sangre

y recorres mis venas,

como tu cuerpo

y alivias mi enfermedad.

Te siento en el viento,

en el verso de mis poemas,

y en el latido de mi muerte,

porque solo en mi muerte

podré verte,

después de que en vida,

te contemplé

hasta en lo perdido.

Te siento dentro de mi,

y tu sientes mi amor,

y si una vez más

estuviese enfrente de ti

dormiría la eternidad

solo a tu lado,

y viviría la muerte

en tu cielo

estrellado.

 

Comentarios2

  • Saulo de Sousa

    Muy interesante, más allá de las creencias que tenemos, y de las busquedas contantes de nosotros por la fe.

    Saludos

  • vincen

    Muy hermoso saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.