Agustinfranco

Un reclamo por los besos que no me das

Los besos que no me das…

¿adónde mujer los guardas?

¿Acaso es que los proteges

con cerrojos y alabardas

guardándolos cuan tesoros

para el amado que tarda?

 

Privándome de tus besos

no creas mujer amada

que menguas este deseo

que mi alma enamorada

confiesa con cada verso,

reclamante y obstinada.

 

Y aquellas caricias mías,

-por derecho ya ganadas-

que reclamo en cada encuentro

y tantas veces negadas

¿Acaso las has dejado

para la estúpida almohada

que ocupa por mí tus noches

ante mi ausencia indeseada?

 

¡Ya la vida ha de premiarme

la espera tan prolongada!

Y dormitaré en tu piel,

-resguarda tan anhelada-

Y serán todo tu ser y tus besos

mi frazada.

 

Ya me llegarán las noches

de tenerte enamorada

entre mis brazos durmiendo

segura de ser amada

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.