oscar campos

A CHAITEN, AVE DE AGUA.

(Chaiten: canasto de agua)

 (Entrada a la Patagonia)

 

Llegue a ti después del agua caída, dormí  entre  humedad

 perfume de madera, niebla y  noche desconocida,

  silencio despierto de  música   dulce y agreste

así, empecé a conocerte y construir  mi sueño  fugaz,

 el dialogo incansable de las olas furtivas, montañas

y vigilantes nocturnos despiertos  ,entre  las piedras,

 hojas , agua y tierra dormida, huellas de habitantes, 

Despierto, conviví con la seducción de la lejanía y ausencia.

 

Mi espíritu  se escapo entre rincones de estrellas  y espacios,

viaje  sin estaciones, después del tiempo libre  y distante,

 espacio  sin fronteras , vida dura, sueños indomables,

 Amor y tierra, montaña, volcán, y arboles de siglo.

 

Podría escribir, que   el mar se va  y deja  sus lanchas,

y  sus  habitante juegan  a regresar  antes de abandonar su tierra.

 

Manos de mujer, sabor de  días y tortillas de rescoldo, mujer

y, hombre ,dos vidas y amor entre la ancianidad y sobrevivencia,

ahí comprendí que las palabras , rasgan como cuchillo el dialogo,

cuando el amor es  territorio de entrega ,y el tiempo bebida  dulce,

de cada gesto, y  de cada beso abriendo surcos en la piel.

 

Dos seres mágicos, que aprendieron a jugar con las estrellas,

dos seres  de almas contenidas en canasto de agua  cristalina,

Quizás ya no estén o quizás nunca estuvieron, pero  ahí estuve ..,

 el tiempo apago los restos de fogata, rescoldo,  pan y queso .

se llevo las mil flores   de su casa escondida en el camino.

la muerte quizás los separo, un pedazo de tiempo en la tierra,

 pero su amor,  eslabón  continuo del alma, tiene las  alas,

del espacio del tiempo , la construcción de una vida,

mas allá de las estrellas y mas acá de la tierra libre,

más cerca de Dios, mas lejos de agua detenida y el  olvido.

Quizás algún dio  regrese, a recorrer los rincones y las estrellas,

A dialogar con el silencio de la montaña,

Y tomar en mis manos el tiempo  suspendido,

y aspirar  el aroma de la naturaleza  en paz  y suelta…

canasto de agua, pedazo de tierra al sur  del hombre,

al sur de la esperanza, al norte de las estrellas…   

Comentarios2

  • nellycastell

    ¿Qué decirte amigo?, que me dio nostalgia y lo sentí muy dentro de mi, ejemplar poema que nos ofreces y cuando lo terminé, sentí que mi alma crece, pero fue un suspiro que se me escapó. Abrazos desde mi rincón.

  • PoemasDeLaSu

    Muy bueno Oscarcito, es un paseo por la infinita sensibilidad leer este poema, es un paisaje "cantado" en letras.
    Besos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.