Cioccolato

Mujer de Ébano

Mujer de hombres,

De susurros, de respiros.

Mujer de líneas planas,

De versos viajeros,

De besos pendencieros.

Mujer porfiada

Mujer adorada

Musa angelada

Verdad revelada.

 

¿Por qué este morbo hacia ti?

Si sé que res prohibida para mí.

¿Por qué te sigo, preciosa,

Como la estela espumosa

Al barco que navega y en

Cada milla deja su huella?

Suéltame la libertad,

Átame las cadenas,

Roba mis penas,

Sé tú mi mayor quimera,

Mi tardía espera,

Mi senda libidinosa,

Mi luz en tinieblas,

Mi daga venenosa

Que al alma congela.

 

Mujer de ébano,

Mujer de piel,

Sí, yo también soy mujer,

Mujer que muere de sed

Por la lucidez perder

Entre tus aguas de hiel.

 

Comentarios1

  • STELLA_CRISTINA

    BELLO AMIGA , UN PLACER RECIBIRTE ,TE ABRAZA. STELLA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.