elcaminante

Ocellum Duri

sube hasta el troncoso y mira,
cierra los ojos y observa,
con el corazón, con los sentidos
esa es tu ciudad, su sonido
el suave murmullo del agua
en la orilla del rio,
el padre Duero que vela tu descanso,
mis sueños,
poder agarrar tu cintura en el balcon del rio
y cogerte la mano mientras damos un paseo.

Comentarios1

  • joaquin Méndez

    Un bello poema, a un bello río lleno de belleza.
    Fue un placer leerte.
    Te invito a mi rincón.
    Abrazos.




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.