Alcocer

Desesperación

Cuando el amor se acaba… ¿A dónde va?

Cuando los sueños mueren…  ¿A dónde van?

Cuando el alma enamorada se quiebra… ¿A dónde va?

 

Dime mujer,  que estoy perdido

En el bosque oscuro

Dímelo ahora que caigo rendido

Ante la fuerza de lo externo, de lo puro.

Ya no aguanto más tu desprecio

Estoy enamorado y no puedo pagar este precio,

Y por el amor que te expreso,

Me siento enclaustrado dentro de mí como un preso.

 

La desesperación me controla para cegarme,

Me toma para hacerme su esclavo.

Mujer, te quiero pero veo que no puedes amarme

Cúlpame, cúlpate, culpémonos por cada pecado

 

No hables más, ¿no ves que cada palabra…?

Cada vez que hablas haces que mi herida se abra.

¿Cómo es  posible que una voz humille mi voluntad?

¿cómo es posible que el amor sea la más grande maldad?

 

Tortúrame en cada expresión, pero no termines,

No termines con el alma mía.

Acaba con mis sueños, pero no termines,

No termines con el alma mía.

Déjame a tu lado cuando ya no me quieras

Y si nunca me amaste olvídame cuando quieras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.