ELEMENT FIVE

Proemio

Me di cuenta que la certeza de la vida

Es el desconsiento de los sueños

Que cuando muere una caricia...

Muere también un deseo.

 

Quién no ha sentido jamás amigo el dolor del desasosiego,

De sentir las manos tenues de la triste soledad,

De una vida que de a poco como en una grande cascada,

Se desparrama por los lados olvidando su destino.

 

Es verdad que la certeza de la vida 

Es el desconcierto de los sueños,

Pues si no hay una caricia que te asombre,

No te asombra ni siquiera la fugaz muerte.

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • LunaCr

    woooooow... escribes genial....con tu permiso te llevo como a uno de mis favoritos....



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.