FIDEL HERNANDEZ

SENTIMENTAL RELACIÓN CORPORAL



Nos perderemos

en el séptimo cielo

de tus infiernos.

Esta mañana,

tu boca, ávida vaina,

busca mi daga.

En tus infiernos

yo penetro mi daga.

¡Siéntela dentro!

Brotó la miel

desde entrañas profundas

de ti, mujer.

Gozo tras gozo,

gemido tras gemido,

me vuelves loco.

Descarga, daga,

conseguido tu cielo,

dentro de su alma.

Luego, la calma

de un cuerpo satisfecho

dejo te invada.

Descansa amor,

después de derramarme

yo en su interior.

Duerme, mi amada,

que el placer te relaje

esta mañana.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.