syglesias

HÁBLAME, rompe el SILENCIO



HÁBLAME, rompe el SILENCIO:



Háblame, rompe el silencio, que hoy embarga nuestros corazones, notando mi presencia, al voltear con un beso sincero, recordado de los que fueron ayer negados a los labios resecos, cuando la indiferencia marcó pautas de olvido en nuestras sufridas vidas, reflejadas por el alma en la penosa y esquiva mirada, cada amanecer al despertar, sintiéndonos dentro, vacio y muy solos...,

Háblame, rompe el silencio, que aleja tus brazos de poder abarcar sobre tu pecho desnudo a lo más querido en tus sueños, por lo dicho, amado, anhelado y esperado sentidamente, retoñando vivamente en flor, con el solo abrir lentamente tus manos, como un divino y preciado tesoro bonito por demás, que llena toda carencia de afectos, cariños y amor...,

Háblame, rompe el silencio, de tu voz en mi voz, no haciéndote de rogar, porque quien lo está pidiendo, agoniza a la sombra de tu altivez, por el amargo orgullo que demuestras siempre al pasar, sin saber de suplicas, al nunca escuchar a quien intenta por lo menos, decir lo siento, desde lo más profundo de su pecaminosa alma arrepentida...,

Háblame, rompe el silencio, que me condena a morir en lo oscuro por un pasado que ni Tú ni Yo, verdaderamente queríamos saber de su existencia, por ser un dolor sentimental imposible de soportar, al no tener jamás, momentos felices de instantes por espacios dedicados de tiempo compartidos, para lograr atenuar un poco lo triste de un fracaso y una desilusión, que desvela abnegado en llanto de ansiedad y añoranzas por pensamientos sumidos de una gran decepción.
------------------------------------------------
Sergio Yglesias García
Caracas, 09062011 05:30 PM.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.