Irene..

Ya la tierra y el faro.

Las alas de la emoción del cielo...
..guardaban silencio de sentimiento..

..invisible llanto de sal..

  ..fueron  esparciendo dentro del mar de la vida..
..las huellas que la voz de su travesía iba dejando..

..para que nadie del viento..
..volviera a susurrar su nombre en brisa de orilla.

Las olas que una vez se acercaran a soñar la arena de la humanidad..
..habían tomado embarcación  a la deriva..

..pidiendo al aire de la poesía que le llevara lejos muy lejos..
..más allá de la profundidad de la memoria..

..allí donde los recuerdos desanclaban libertad ..
...sumergiendo olvido..

Ya la tierra y el faro..
..nublaban paisajes..

..ya la luz sostenida y los guiados pasos..
..despedían tacto de suelo.

Ya  el verso de la alegría naturaleza acompañante..
..alejaba sonrisa de aurora..

..ya la prosa de la compañía belleza errante..
..enramaba inmensa arboleda de soledad..

..nunca más de corazón volvieron a encontrarse..
..llevarían siempre dentro de tristeza..

..los restos de un naufragio en su garganta rota..
..eclipsada pena de la noche de la ilusión..

..se había rendido de esperar a la marea..
..vestida de plata creciente.

Y así..

..un día el rumbo soltando la horquilla de su vuelo..

..desapareció zozobrado por esta melancolía..

..quedando perdido..
..en el sonido acantilado de la gaviota.

Comentarios1

  • Folka

    Preciosos versos, ha sido un verdadero placer leerlos. Un cordial abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.