guivel

DOBLE ABRAZO

DOBLE ABRAZO

 

 

 

Hay en tu espalda recónditos caminos

Que mis dedos jamás han frecuentado

Y brotan de tus poros remolinos

Erizando el sentimiento ya olvidado.

 

 

Cae tu vestido a mis pies, al fin estás desnuda

Atrapas mi cuello con tu abrazo,

Respiras en mi boca y ya sin duda

Atrevida y sedienta, te pierdes en mi regazo.

 

Entonces, en la cama revolcada

Reclamo mi tesoro lubricado

Lo hago mío en una única estocada.

 

Libero tu cuerpo, quedo atrapado con un lazo

Retozo entre tus piernas de costado

Muriendo feliz en doble abrazo.

 

 

 

Guivel

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.