Sergio Jacobo "el poeta irreverente"

UN POEMA ANTAGÓNICO

 

  (“como dijo Jaime Sabines

   todo lo que escribo lo he vivido”

   -y a mí me sucede lo mismo  lo estoy viviendo)

 

 

…¡mira es cierto! A veces juego con las prisas

de la mañana

-me baño-

Enjuago mis dientes,

todo un cotidiano

y monótono día inicia para mí.

Atravesar las calles

sobre el mismo suelo

(encender un cigarrillo)

Esperar a mi buen amigo Antonio

y encaminarnos juntos al trabajo

¿sabes por qué

repito este itinerario constantemente?

¿por qué

escribo poemas y poemas?

Todo me lleva a ti

hasta el aroma del café que no apetezco…,

además el tomarme un café

es sólo un pretexto

…es igual

Siempre los mismo papeles en mi escritorio

las llamadas de mis hijos que no cesan

(otras tantas de mi Madre)

Pero tú siempre ahí como un fantasma.

 

 

¡Además el culpable soy yo

            he de decirte!

     -no pongas esa cara de (no sé de que hablas)-

¿XXV años no te dicen nada?

Veinticinco años es toda una banqueta

para llegar a mi casa.

Pero en fin por esa diferencia de edades –podría ser tu Padre-

¡qué bueno que no lo soy!

Si no cómo podría adorarte.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.