sinencontrar

I

Presa de tí aún estoy,

en una cárcel sin barrotes.

Mi alma buscas, no la doy,

mas en mí siento los golpes.

 

Golpes en mi cabeza,

barrotes de voluntad.

No sé si salga con certeza,

de esta que es mi verdad.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.