El Diamante

En el juego del amor

En el juego del amor

no hay que saber apostar

Simplemente hacer la apuesta

para perder o ganar

El único requisito

para bien ahí jugar

Es un corazón amante

que sepa muy bien amar.

 

Manuel M. Teles (El Diamante)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.