RUBIEL ANDRES ESCUDERO B

Como evítalo

 

 

Gota de

 

 

Labio que

 

 

 

Envenena el

 

 

 

Nervio de

 

 

 

 

Mi sentido

 

 

Con el

 

 

 

Más caluroso

 

 

 

Perfume que

 

 

 

 

Extrae el

 

 

 

Pétalo de

 

 

 

 

Su constante

 

 

 

 

Vapor, concentrando

 

 

 

 

El baño

 

 

 

 

De este

 

 

 

 

 

Latido loco

 

 

 

 

Dibujando el

 

 

 

 

Otoño como

 

 

 

 

 

Niños jugando

 

 

 

 

Con la

 

 

 

 

Picardía, sonrojando

 

 

 

El comienzo

 

 

 

De este

 

 

 

 

Cuento de

 

 

 

 

Ada,  sin

 

 

 

 

Querer aterrizar

 

 

 

Tú  y yo

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.