valentino arrabal

CONSULTAS A MIS NOCHES EN DESVELO



Cuando el desvelo
es ecuánime



las madrugadas
cantan mi destierro



y la nostalgia se
inocula



en mi cuerpo



como un gélido
veneno



muy añejo,



acaso no puedo
escapar de ti?,



el cielo rebuzna
hostilidades



contra mí



y la noche



me revela su
coartada



a cada hora avanzada,



es el viejo
sendero



sin compañía ni
misericordia,



anatema de aquel
dios



que algún día
perdí,



el amanecer se
viene ya



y se acerca



la última estancia
de mi condena,



si no me redimo
ahora



puedo acabar



adorando a mi
antiquísimo cadalso.





Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.