El Hombre de la Rosa

VIVIR AMANDO

Cuando la pasión

De un alma humana,

se ilumina

por anhelos de pasión,

se estremece

al calor del devaneo,

en inexcusable

encanto del ardor.

Nunca olvides

la caricia del sentir,

cuando mimo tu piel

de cera virgen,

mientras el agudo

jadeo del sentir,

entre roces de luz

hambrienta exiges.

La ceguera

de calor alimentada,

con el ardor

esplendente de deseo,

se escarnece

de violencia soberana,

en la avaricia

necesaria del tus besos.

Miro tu esencia

de luz y encanto vivo,

con deseos carnales

de arrogancia,

presto el ansia  

de acallar tu encanto,

con el aliento

que roza la esperanza,

de volver a ser

lo que tu anhelas,

con roces sublimes

de tu boca roja.

Marido y mujer

sabia experiencia,

dos amantes

sin veto del cariño,

enlazados de miel

y de romero,

entre espasmos

de sanos apetitos.

 

Autor:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

4 de junio del 2011

 

 

 

 

Comentarios5

  • Maria Isabel Velasquez

    CUANDO SE AMA SE SIENTE EL MUNDO VIBRAR ....BRILLAR....ME ENCANTO TU POEMA
    ABRAZOS DTB

  • POETA GRIS

    MI SEÑOR....COMO SIEMPRE HERMOSO TODO LO QUE ESCRIBE....ESPERO ALGUN DIA PODER ACERCARME UN POQUITO A ESCRIBIR ALGO TAN BELLO COMO SU TRABAJO...RECIBA UN ABRAZO CON MUCHO CARIÑO, HASTA SIEMPRE...BYE

    • El Hombre de la Rosa

      Gracias Señor Mark_oz por sus amables y esperanzadoras palabras de aliento.

    • maria clementina

      muy bello canto de amor, preciosas letras,
      un abrazo, maria clementina

      • El Hombre de la Rosa

        Gracias María Clementina un saludo cordial desde Torrelavega

      • Eugenio Sánchez

        Toda una belleza mi admiracion gran poeta

        Saludos desde Perú


        Eugenio

        • El Hombre de la Rosa

          Gracias Jesbac por tus amables palabras, te envió un grato y hermanado saludo para tu querida tierra peruana, llena de la historia de un antiguo pueblo soberano.

        • la negra rodriguez

          Marido y mujer
          sabia experiencia,
          dos amantes
          sin veto del cariño,
          enlazados de miel
          y de romero,
          entre espasmos
          de sanos apetitos.
          Muy hermoso y muy humanp.
          besos.

          • El Hombre de la Rosa

            Gracias mi bella y especial señora Lanegra Rodriguez



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.